Betadine bucal 125ml Haz click en la imagen para ampliarla Ampliar Haz click en la imagen para ampliarla

Betadine bucal 100mg/ml, 125 ml

La povidona iodada, principio activo de este medicamento, es un antiséptico (que destruye los gérmenes que producen infecciones) que contiene iodo.

Betadine está indicado como antiséptico bucofaríngeo que se utiliza para el alivio sintomático de las infecciones bucales leves como aftas y pequeñas úlceras. Mal aliento. Afonías y ronqueras.

Más detalles

7,12 €

6,55 €

En stock

- +

Lea las instrucciones de este medicamento y consulta a nuestros farmacéuticos en caso de tener alguna duda
Descripción

Código nacional:997452

Qué es Betadine bucal y para qué se utiliza

La povidona iodada, principio activo de este medicamento, es un antiséptico (que destruye los gérmenes que producen infecciones) que contiene iodo.

Betadine está indicado como antiséptico bucofaríngeo que se utiliza para el alivio sintomático de las infecciones bucales leves como aftas y pequeñas úlceras. Mal aliento. Afonías y ronqueras.

Cómo usar Betadine bucal

Siga exactamente las instrucciones de administración del medicamento contenidas en este prospecto o las indicadas por su médico, farmacéutico o enfermero. En caso de duda, pregunte a su médico, farmacéutico o enfermero.

Uso como gargarismos o en enjuagues de boca. Después de limpiarse los dientes, diluir un tapón raso de producto en medio vaso de agua. Repetir 2 ó 3 veces al día.

Contenido del envase e información adicional

Composición de Betadine bucal

El principio activo es povidona iodada. Cada ml de solución contiene 100 mg de povidona iodada.

Los demás componentes (excipientes) son: glicerol (E 422), aroma de menta, sacarina sódica, hidróxido de sodio (E 524) y agua purificada.

Aspecto del producto y contenido del envase

Solución de color marrón.

Se presenta en envases de 1 frasco de polietileno de alta densidad con tapón negro y reductor que contiene 125 ml.

Prospecto Betadine bucal

Para más información puede acceder al prospecto completo en la AMPS.

Prospecto AEMPS Betadine bucal.

Advertencias y precauciones

No use Betadine bucal

  • Si es alérgico a la povidona iodada o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • Si tiene hipertiroidismo u otras enfermedades agudas del tiroides.
  • En niños menores de 30 meses.

 

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico, farmacéutico o enfermero antes de empezar a usar Betadine bucal.

No ingerir. Evite el contacto con ojos, oídos. Consulte a su médico si los síntomas persisten, se agravan o aparece fiebre.

 

Los pacientes con bocio, nódulos en tiroides, u otras enfermedades del tiroides no agudas, tienen riesgo de padecer hipertiroidismo con la administración de cantidades elevadas de iodo. En estos pacientes, no se debe aplicar durante periodos prolongados de tiempo y en áreas extensas de piel a menos que esté estrictamente indicado. Incluso al final del tratamiento se debe estar atento a síntomas tempranos de un posible hipertiroidismo y, si es necesario, se debe controlar la función tiroidea.

No se debe utilizar antes o después de una cintigrafía de iodo radiactivo o del tratamiento de un carcinoma de tiroides con iodo radiactivo.

En uso orofaríngeo, debe tenerse precaución para evitar la aspiración de Betadine bucal en el tracto respiratorio ya que puede causar complicaciones como neumonitis. Es importante en pacientes intubados.

Deberán realizarse pruebas de la función tiroidea en caso de utilización prolongada.

Niños

Los niños recién nacidos y niños pequeños tienen mayor riesgo de padecer hipotiroidismo. Si se utiliza en niños es importante controlar el tiroides.

 

No usar en niños menores de 6 años sin indicación del médico.

 

Uso de Betadine bucal con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que utilizar cualquier otro medicamento.

 

No utilizar con derivados mercuriales, con plata, con peróxido de hidrógeno o con taurolidina (antisépticos).

 

Se debe evitar el uso continuado en pacientes que se encuentren en terapia simultánea con litio (utilizado en psiquiatría).

 

Cuando se utiliza a la vez o después de antisépticos con octenidina, puede aparecer decoloración oscura transitoria de las áreas involucradas.

 

Interacción con pruebas diagnósticas: el uso de povidona iodada puede dar lugar a errores en pruebas con tolvidina o guayacol, para determinar hemoglobina o glucosa en heces u orina. También puede interferir con pruebas de tiroides y los tratamientos con iodo radioactivo. Avise al médico cuando tenga que hacerse algún tipo de prueba diagnóstica.

 

Embarazo, lactancia y fertilidad

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

 

Utilizar solo si está estrictamente indicado, su uso debe mantenerse en el mínimo absoluto. Evite su uso continuado.

 

Su uso podría producir hipotiroidismo transitorio en fetos y recién nacidos. Puede ser necesario el control del tiroides en niños.

 

No use Betadine bucal

  • Si es alérgico a la povidona iodada o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • Si tiene hipertiroidismo u otras enfermedades agudas del tiroides.
  • En niños menores de 30 meses.

 

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico, farmacéutico o enfermero antes de empezar a usar Betadine bucal.

No ingerir. Evite el contacto con ojos, oídos. Consulte a su médico si los síntomas persisten, se agravan o aparece fiebre.

 

Los pacientes con bocio, nódulos en tiroides, u otras enfermedades del tiroides no agudas, tienen riesgo de padecer hipertiroidismo con la administración de cantidades elevadas de iodo. En estos pacientes, no se debe aplicar durante periodos prolongados de tiempo y en áreas extensas de piel a menos que esté estrictamente indicado. Incluso al final del tratamiento se debe estar atento a síntomas tempranos de un posible hipertiroidismo y, si es necesario, se debe controlar la función tiroidea.

No se debe utilizar antes o después de una cintigrafía de iodo radiactivo o del tratamiento de un carcinoma de tiroides con iodo radiactivo.

En uso orofaríngeo, debe tenerse precaución para evitar la aspiración de Betadine bucal en el tracto respiratorio ya que puede causar complicaciones como neumonitis. Es importante en pacientes intubados.

Deberán realizarse pruebas de la función tiroidea en caso de utilización prolongada.

Niños

Los niños recién nacidos y niños pequeños tienen mayor riesgo de padecer hipotiroidismo. Si se utiliza en niños es importante controlar el tiroides.

 

No usar en niños menores de 6 años sin indicación del médico.

 

Uso de Betadine bucal con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que utilizar cualquier otro medicamento.

 

No utilizar con derivados mercuriales, con plata, con peróxido de hidrógeno o con taurolidina (antisépticos).

 

Se debe evitar el uso continuado en pacientes que se encuentren en terapia simultánea con litio (utilizado en psiquiatría).

 

Cuando se utiliza a la vez o después de antisépticos con octenidina, puede aparecer decoloración oscura transitoria de las áreas involucradas.

 

Interacción con pruebas diagnósticas: el uso de povidona iodada puede dar lugar a errores en pruebas con tolvidina o guayacol, para determinar hemoglobina o glucosa en heces u orina. También puede interferir con pruebas de tiroides y los tratamientos con iodo radioactivo. Avise al médico cuando tenga que hacerse algún tipo de prueba diagnóstica.

 

Embarazo, lactancia y fertilidad

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

 

Utilizar solo si está estrictamente indicado, su uso debe mantenerse en el mínimo absoluto. Evite su uso continuado.

 

Su uso podría producir hipotiroidismo transitorio en fetos y recién nacidos. Puede ser necesario el control del tiroides en niños.

Copyright © 2010-2021 Farmacia Barata S.L. Todos los derechos reservados.